Instituto Confucio UST celebra 10 años fortaleciendo el intercambio cultural entre China y Chile

La Institución ha permitido que más de 12 mil personas se perfeccionen en el idioma y la cultura china. La conmemoración del décimo aniversario contó con la presencia de la Presidenta de la República Michelle Bachelet.

Desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y China, el intercambio comercial entre los países se ha cuadruplicado, representando en la actualidad el 26% del comercio exterior chileno. Dicho intercambio no se limita sólo a una arista comercial, siendo el dominio del idioma y el entendimiento de las grandes diferencias culturales entre oriente y occidente, elementos claves para relacionarse positivamente con el gigante asiático.

Así lo mencionó la Presidenta de la República Michelle Bachelet en la conmemoración de los 10 años del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (UST), que actualmente se encuentra presente en 19 ciudades de Chile y ha permitido que más de 12 mil personas generen conocimiento tanto en chino mandarín, como de la cultura china:

“Yo creo que es de tremenda importancia aprender el chino mandarín: tiene una enorme importancia hoy día, pero también una tremenda proyección hacia el futuro[..] Fue precisamente la labor realizada por la Universidad Santo Tomás lo que permitió que este espacio de enseñanza del chino mandarín, pero también de la difusión de la cultura china, se creara en nuestro país, dándoles a miles de chilenos y chilenas de diversas edades, la posibilidad de cruzar el Pacífico sin salir de Chile”, señaló la mandataria.

Instituto Confucio UST un puente entre China y Chile

Durante la ceremonia de aniversario,  el Rector Nacional de la Universidad Santo Tomás, Jaime Vatter, destacó la labor que el Instituto Confucio ha llevado a cabo durante estos 10 años.

“Este Instituto se ha convertido en una de las principales instituciones del país en fomentar vínculos con China, permitiendo abrir un mundo de oportunidades laborales y culturales a muchos jóvenes; a aquellos que quizás nunca pensaron en conocer más allá de sus ciudades locales y que hoy, son capaces de llegar con nuevas experiencias que permean a todo su círculo, abriendo la mente y ampliando las metas de sus más cercanos”, manifestó el Rector Nacional.

Más de 200 personas han viajado a China gracias al Programa Campamento de Verano del Instituto Confucio ST. Es el caso de Angely Melipil, alumna proveniente de Temuco, que fue parte del Campamento de Verano en Anhui el 2015. “Su cultura es hermosa, si tuviera la oportunidad volvería porque es una experiencia maravillosa”, dijo Angely sobre su experiencia en este país.

Así mismo, son varios los alumnos que han accedido a las distintas becas que ofrece el Instituto Confucio de Santo Tomás para estudiar en universidades chinas. Carlos González, ingeniero comercial, es uno de ellos. Respecto a por qué tomó la decisión de ir a cursar un Máster en Comercio Internacional en la Universidad de Anhui, González comentó: “Busqué un punto diferenciador en relación a los otros profesionales que ya existían en el mercado. Ese punto diferenciador fue el chino mandarín. Como proyección laboral me ha abierto muchas puertas, no solo en el ámbito nacional, sino que también en el internacional.”

A su vez, en Chile, la institución mantiene convenios de estudio con 16 municipalidades, 15 colegios e institutos y otras 5 universidades, además de realizar actividades artístico-culturales abiertas a la comunidad.

Una década de historia

El Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (IC UST) fue inaugurado en el año 2007, siendo el primero en su tipo en el país y funciona con el respaldo y subvención del Ministerio de Educación de la República Popular China.

Hasta la fecha 12 mil personas han aprendido el idioma, como de la cultura de este gigante asiático. A su vez, la institución mantiene convenios de estudio con 16 municipalidades, 15 colegios e institutos y otras 5 universidades, además de realizar durante el año actividades artístico culturales abiertas a la comunidad.

En 2009 fue galardonado como el mejor Instituto Confucio del año, reconocimiento que repitió en 2010 y 2013. En 2015 en tanto, se logra un hito a nivel mundial al ser reconocido en Shanghái como “Instituto Confucio Modelo”.