La economía de China seguirá al frente del desarrollo y la recuperación económica mundial en 2017 Por Li Yan y Bai Yang, Diario del Pueblo

Por Li Yan y Bai Yang, Diario del Pueblo

El Banco Mundial publicó el día 10 de enero el último informe “Perspectivas de la Economía Mundial”. El estudio muestra que en el año 2017 se espera que la economía mundial crezca un 2,7%, mientras que para la economía china se estima un crecimiento del 6,5%. Expertos opinan que la economía china continuará manteniendo un nivel constante de crecimiento en este año nuevo, convirtiéndose una vez más en el motor impulsor del crecimiento económico mundial.

El informe predice que las economías emergentes y en vías de desarrollo crecerán un 4,2% este año, lo que contribuirá en 1,6 puntos porcentuales al crecimiento económico mundial. “La promoción del desarrollo económico mundial en 2017 principalmente tiene que apoyarse en las economías emergentes”, dijo Yu Miaojie, director del Instituto Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pekín en una entrevista con Diario del Pueblo. Añadió que en la actualidad, el desarrollo económico mundial cuenta con dos “motores”, es decir, las economías desarrolladas y las economías emergentes. Economías desarrolladas como Estados Unidos, Europa y Japón, y economías emergentes como China, Rusia, Brasil, India y Sudáfrica.

“La economía mundial está todavía llena de incertidumbre, y aún pueden ocurrir eventos desagradables”, dijo Yu Miaojie, señalando que las elecciones generales de Alemania, Francia y otros países todavía se enfrentan a una gran incertidumbre, y tendrán un impacto importante en la economía mundial. La economía europea seguirá debilitándose este año, y la política económica de Estados Unidos puede estar sujeta a una tendencia a la “globalización inversa”, hechos que no son propicios para el progreso global del libre comercio. Por el contrario, la tendencia al desarrollo de los países en vías de desarrollo encabezados por China este año es evidente. En 2017 se espera un crecimiento económico en los países emergentes y países en vías de desarrollo, y el nuevo desarrollo económico de los países en vías de desarrollo seguirá el patrón de la economía china.

Yu señala que después de que Trump asuma la presidencia de EE.UU, la economía del país norteamericano reforzará las barreras comerciales regionales, por lo que aumentarán las fricciones en el comercio internacional al mismo tiempo que se producirá un “aislacionismo de la nación”. En Europa, la recesión económica se puede ver más agraviada debido a la salida de Reino Unido de la UE y por la crisis de los refugiados de Alemania. La economía japonesa, aunque medianamente fuerte, tendrá un crecimiento económico de alrededor del 0,6%, por lo que difícilmente impulsará el crecimiento económico mundial. Por el contrario, en China, gracias a la reforma de la oferta, las empresas seguirán creciendo, y el mercado interno se irá expandiendo constantemente gracias al consumo interno, que a su vez aumentará el nivel de importaciones este año. Al mismo tiempo, cada vez más empresas chinas se internacionalizarán debido a la competitividad internacional, y aumentará de la inversión extranjera directa. En importación e inversión, el comercio exterior de China creará muchas oportunidades de empleo.

En 2017, la economía mundial se enfrenta a numerosas incertidumbres, pero la economía china se  convertirá en el principal motor del desarrollo y la recuperación económica mundial gracias a su crecimiento económico relativamente alto, rápido, a la cooperación regional y al concepto del beneficio mutuo. La construcción de iniciativas chinas como “Un Cinturón – Una Ruta”, “Asociación Económica Integral Regional ” y “Cooperación Sur-Sur” es también parte de los intereses fundamentales de todos los países y han recibido cada vez más atención y reconocimiento. China no sólo desempeña un papel líder insustituible en el desarrollo económico de los países de la región de Asia y Pacífico, sino en el mundo entero.