Los graduados universitarios chinos son influídos por el emprendimiento y la innovación

Por Zhao Enuo y Yang Xun, Diario del Pueblo

Después de graduarse, Ge Xiaoxue inició su propio negocio de plantas ornamentales. Ella alquiló un área en la zona de desarrollo económico y tecnológico de Hai’an, en Nantong, provincia de Jiangsu, y construyó varios invernaderos. La venta de las plantas, a través de plataformas de comercio electrónico como Taobao y WeChat, le proporcionó más de 500.000 yuanes (72.000 dólares) en 2016.

La política china de “emprendimiento masivo e innovación” ha influído en los campus universitarios, ayudando a diversificar la elección del perfil laboral de los estudiantes después de graduarse.

Después de recibir el diploma, un gran número de universitarios chinos deciden tomarse su tiempo a la hora de buscar un empleo a tiempo completo. Muchos aspiran a seguir logrando grados académicos o iniciar su propio negocio.

Tradicionalmente, la mayoría de los graduados chinos se emplean en marzo. Aunque este año, comparado con el egreso del curso 2015-2016, cerca de 300.000 estudiantes más se graduarán en China, la mayoría de ellos no demuestran ansiedad por conseguir un puesto de trabajo.

Un informe reciente evidencia que en el 2010 alrededor del 82,6 por ciento de los estudiantes universitarios se empleaban a tiempo completo, pero ya en el 2015 la cifra bajó a un 74,2 por ciento.

Mientras tanto, las profesiones del llamado “internet de las cosas”, como ser profesor en línea, probadores de juegos electrónicos, dueños de tiendas virtuales y otras labores vinculadas a internet se han convertido en destinos para muchos estudiantes universitarios.

Las estadísticas indican que el número de graduados universitarios chinos que deciden iniciar su propio negocio ascendió en el 2015 a 204 mil jóvenes, lo que indica que la política china de promover el “emprendimiento masivo y la innovación” ha logrado captar el interés de los universitarios chinos.

Dichas transformaciones en las aspiraciones laborales de los nuevos graduados universitarios chinos indica un cambio de mentalidad. La mayoría de los jóvenes de hoy tienen un elevado ego, una personalidad dominante y grandes ambiciones personales.

A esta generación no le gusta seguir las convenciones ni aspiran a tener trabajos seguros y bien pagados como prefiere la mayoría. Al contrario, suelen ser más arriesgados, innovadores y devotos de sus propios proyectos.