Los Pagos Móviles de Terceros Alcanzaron los 38 Billones de Yuanes en China en 2016

Por Du Yifei de Diario del Pueblo

cada vez más consumidores optan por utilizar el pago móvil. (Foto de la página oficial de Alipay)

Impulsado por el crecimiento explosivo de las finanzas de internet, China está siendo testigo de un auge del mercado de los pagos móviles. Los datos muestran que el valor de los pagos móviles de terceros en China se triplicó hasta los 38 billones de yuanes (5,5 billones de dólares en 2016).

Con la popularidad del pago móvil, los chinos pueden disfrutar de la vida sin llevar dinero en efectivo o tarjetas, ya que lo único que necesitan es un dispositivo móvil.

Incluso los agricultores y pastores que viven en los pueblos más remotos del Tíbet ahora pueden utilizar sus teléfonos móviles para comprar sus productos de necesidad diaria en internet en las aldeas, ya que muchas de ellas cuentan en la actualidad con señal de telecomunicaciones para ello.

Una encuesta realizada por Nielsen, compañía de información y datos con sede en Estados Unidos, muestra que alrededor del 86% de los consumidores chinos paga sus compras en línea con las aplicaciones móviles, cifra mucho superior que en otros países.

Un informe del Financial Times muestra que el valor de los pagos móviles de terceros en China se triplicó hasta los 38 billones de yuanes en 2016, casi 50 veces superior a la cifra de EE.UU. en el mismo período.

Alrededor del 60% de los consumidores chinos que utilizan los pagos móviles disfrutan pagando mediante un dispositivo móvil cada semana, aunque la mayoría de estas operaciones suponen sólo pequeñas cantidades, según el informe publicado por la Asociación de Pago y Liquidación de China.

Los expertos señalan que los pagos móviles ofrecen una gran comodidad para las pequeñas y medianas empresas. Sin procedimientos complicados o umbral, este método acelera la eficiencia de las transacciones.

Dicho servicio también puede complementar los sistemas de pago proporcionados por las grandes instituciones financieras, añaden los expertos.

Los pagos móviles han llegado a las zonas urbanas y rurales de China de una manera equilibrada.

El pago de terceros no sólo ha transformado los hábitos de consumo de los chinos, sino también ayuda a mejorar los servicios en línea, telefónicos y bancarios, dijo Yin Zhentao, subdirector del Centro de Investigación en Derecho Financiero y Reglamento de la Academia China de Ciencias Sociales, añadiendo que tales servicios bajaron el costo de las transacciones y motivaron la vitalidad de las empresas como resultado.

Al ver las oportunidades de negocio, un buen número de compañías financieras de internet han comenzado a probar este sistema en el extranjero.

Alipay, una plataforma de pago en línea de terceros perteneciente a Ant Financial Services Group, una filial del Grupo Alibaba, ya ofrece servicios de pago y devolución de impuestos en línea para los turistas chinos en el extranjero mediante una colaboración con las agencias y empresas locales de pago.

La plataforma, al mismo tiempo, ha firmado acuerdos de cooperación con los proveedores de servicios de pago en países como EE.UU., Reino Unido, Alemania, Francia, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Rusia y Brasil.

Las “finanzas de internet” han estado incluidas en el informe de trabajo del gobierno chino durante tres años consecutivos desde 2014. Se espera que los temas relacionados con la agenda, incluyendo la prevención de riesgos y la dirección de desarrollo, se discutirán  en las Dos Sesiones de este año del Congreso Nacional del Pueblo Chino y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.