Quienes Somos

CENTRO REGIONAL DE LOS INSTITUTOS CONFUCIO PARA AMÉRICA LATINA, CRICAL

El Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina, CRICAL fue creado por Hanban, Oficina Central del Idioma Chino, unidad dependiente del Ministerio de Educación de la República Popular China, en mayo de 2014. Hanban, tiene como finalidad proporcionar servicios educativos de la lengua y cultura china alrededor del mundo, para satisfacer las necesidades de estudiantes que aprenden el idioma y contribuir al desarrollo del multiculturalismo.

Entre sus funciones destacan la creación de políticas para promover la lengua china a nivel internacional; apoyar los programas de lengua china que realicen las instituciones de educación, de cualquier tipo, nivel y país; elaborar los estándares de enseñanza del chino y desarrollar y promover materiales y recursos educativos para la enseñanza.

El fundamento del Centro Regional de los Institutos Confucio de América Latina, CRICAL es reconocer la identidad cultural propia de la región y permitir el trabajo conjunto entre los 29 institutos Confucio y Hanban en la difusión del idioma, la cultura y las costumbres chinas.

Entre otros, los objetivos que persigue la apertura de esta Oficina, que tendrá su sede en Santiago de Chile, son:

  • Posibilitar, a los institutos Confucio latinoamericanos, desempeñar un rol de carácter estratégico en el proceso de intensificación y profundización de las relaciones de Hispanoamérica toda con la República Popular China, revalorizando nuestra área geográfica de influencia y nuestro común idioma.
  • Diseñar e implementar, en el marco de dicho rol, líneas de acción, proyectos y actividades comunes a los distintos niveles (institucional, grupal o individual) y los distintos planos (social, cultural, económico, productivo) que dichas relaciones abarquen.
  • Elaborar estrategias operativas incorporando diversos elementos surgidos de las experiencias y realidades de sus miembros, con el objeto de definir líneas de acción aptas para hacer frente a la problemática común.
  • Organizar actividades de capacitación y perfeccionamiento de profesores que impartan la enseñanza de la lengua, la cultura o la costumbre chinas.
  • Diseñar, publicar y distribuir materiales educativos entre los Institutos Confucio de América Latina.

Para la materialización de CRICAL, Hanban firmó un convenio con la Universidad Santo Tomás de Chile, la cual facilitó un edificio de 1300 m2 en el centro de la ciudad de Santiago para el funcionamiento de este centro.

 .