Seminario “Fortaleciendo lazos a través del Pacífico”

El evento, organizado por el Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina y el Caribe, reunió a destacados políticos internacionales para debatir sobre el pasado, presente y futuro de las naciones del Pacífico, poniendo énfasis en el intercambio cultural.

Con el fin de analizar el pasado, presente y futuro de las relaciones entre América Latina y el Caribe con China, el Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina y el Caribe (Crical) organizó el seminario “Fortaleciendo lazos a través del Pacífico”, evento que contó con el auspicio de la Universidad Santo Tomás (UST), el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada China en Chile y la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing. El encuentro reunió a ex embajadores chinos en América Latina y latinoamericanos en China, quienes intercambiaron experiencias con miras a continuar potenciando el acercamiento entre las distintas naciones.

En su discurso inaugural, el Director Ejecutivo del Crical, Roberto Lafontaine, destacó la estrecha relación que el país asiático mantiene en la región, alcanzando, en algunos casos, un nivel de socios estratégicos que se ha desarrollado en los últimos años a nivel político, económico y cultural. “La importancia que esta cumbre se dé en un especial momento de vacío de poder hegemónico de otras potencias en esta región, la convierte en una oportunidad única de acercamiento para acrecentar las ya importantes relaciones y alianzas de China con América Latina y el Caribe”, aseguró Lafontaine.

Por su parte, Jaime Vatter, Rector Nacional UST, recalcó que “aunque Chile es el país más lejano de China en todo el planeta, esto jamás ha sido impedimento para avanzar hacia una estrecha cercanía. Desde 1970, fecha en que se establecieron nuestras primeras relaciones diplomáticas, ha primado el entendimiento y respeto mutuo. Cuatro décadas después, nos hemos convertido en uno de sus principales socios latinoamericanos, apuntando a transformarnos en el puente entre Latinoamérica y Asia”.

Para el Director Adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores, Rafael Puelma, Chile y China “han mantenido una tradicional y armónica amistad, la que se planteado en numerosas iniciativas para acercar el conocimiento mutuo y la cultura de ambos países”. Además, agregó que esta iniciativa “ciertamente es un paso concreto hacia un mayor acercamiento entre las regiones”.

Cabe destacar que la jornada se desarrolló en el marco de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y China, realizada entre el 19 y 22 de enero en nuestro país.

 

Estrategias para el desarrollo de las naciones

Como un importante espacio para intercambiar experiencias entre los países latinoamericanos y caribeños, tildó a esta instancia el ex embajador ecuatoriano en China, José María Borja. “Cada uno de nosotros tiene una relación diferente con China que se deriva de nuestra propia estructura productiva y realidad. Cuando conversamos y conocemos los diferentes instrumentos que se han firmado, aquellos logros que hemos alcanzado con un país tan importante, se nos abre la posibilidad de permitir a los gobiernos de acercarse a establecer políticas comunes”, explicó.

Por otro lado, Pablo Echavarría, ex embajador de Colombia en China, evidenció su interés por encontrar espacios que contribuyan a entender mejor la relación con el Asia Pacífico. “No podemos olvidar que China juega un papel más importante en el mundo. En este momento es la segunda economía global y muy probablemente va ser la primera dentro de unos pocos años, entonces, necesariamente hay que tener relaciones muy estrechas. En el caso colombiano tenemos que aprender mucho de todo lo que ustedes han hecho porque, realmente, Chile ha avanzado mucho”, especificó.

En tanto, Liu Yuqin, ex embajadora china en Ecuador, Chile y Cuba, manifestó la “voluntad de hacer más esfuerzos por avanzar en nuestras relaciones, en beneficio de los pueblos de ambas partes. Me parece que son momentos excelentes porque ahora China está desarrollándose muy rápido, América Latina también, entonces podríamos encontrar muchos puntos comunes en las estrategias de desarrollo”. Asimismo, aseguró que, en especial, Chile ha jugado un “papel de pionero entre las relaciones de China con los países latinoamericanos”.

El seminario también contó con la participación de los ex embajadores chinos en Ecuador, Argentina y México, Zeng Gang, y en Uruguay, Costa Rica y Colombia, Wang Xiaoyuan. Además, expusieron los ex embajadores latinoamericanos en China, Eugenio Anguiano de México y Fernando Reyes Matta de Chile.

Instituto Confucio en América Latina

Según el Director Ejecutivo del Crical, este seminario nace desde la consigna de que las relaciones entre los pueblos no pueden basarse solo en un entendimiento político y económico, sino que también deben llevar a una comprensión de las culturas, los idiomas y la realidad. “En este aspecto, los Institutos Confucio son una contribución enorme al conocimiento. Esta institución creada el 2004, ha jugado un papel preponderante en el acercamiento de la lengua y la cultura china a nuestra región”, aseguró Lafontaine.

A través de los 39 Institutos Confucio y sus once salones en 20 países del continente, más de 50 mil alumnos han estudiado chino mandarín anualmente. Hasta la fecha, alrededor de ocho millones de personas han asistido a sus actividades donde se enseña la cultura ancestral, como también el diseño, literatura, música, tecnología y ciencia actual.

En cuanto a la Universidad Santo Tomás, hace más de 15 años comenzó a construir relaciones con el gigante asiático, al vincularse con Hanban, entidad que depende directamente del Ministerio de Educación de la República Popular China y que se dedica a la promoción de su idioma y cultura a nivel mundial. Tras establecer un convenio con la Universidad de Anhui y Hanban a fines de 2007, se dio vida al primer Instituto Confucio de América del Sur, el que comenzó a operar a comienzos del 2008 en la ciudad de Viña del Mar.

De acuerdo a esto, el Rector Nacional UST, recalcó que la Universidad “ha avanzado con mucha fuerza en la consolidación de los lazos con instituciones de educación superior y gubernamentales de la República Popular China”. Prueba de ello es que, a la fecha, más de 12.000 alumnos de todo Chile han pasado por las aulas del Instituto Confucio de la UST y cerca de 300 mil personas han participado de las actividades artístico-culturales que hemos generado gratuitamente para toda la comunidad.

“Esperamos que esa cifra pueda seguir aumentando, considerando que a principios de 2017 inauguramos la última de las 19 sedes contempladas en el proyecto de expansión del Instituto Confucio de la UST, logrando con esto llevar el idioma y la cultura china desde Arica hasta Punta Arenas”, concluyó el Rector Nacional.