Ceremonia de clausura celebración de año nuevo chino en Chile congrega a más de 8 mil personas

El domingo 20 de enero finalizó la celebración del Año Nuevo Chino en la ciudad de Viña del Mar,  que por noveno año consecutivo organizaron el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (IC UST), la Municipalidad de Viña del Mar y la Embajada de la República Popular China en Chile. En la ocasión, cerca de 8 mil personas se reunieron en el Anfiteatro de la Quinta Vergara para disfrutar del espectáculo “Mi Memorable Hangzhou” a cargo de la Agrupación Artística de esa ciudad.

28 artistas presentaron una puesta en escena que combinó acrobacia, magia, música y danza, en un espectáculo que pudieron disfrutar tanto el público viñamarino, como los cientos de turistas y miembros de la colonia china residente en nuestro país, quienes tuvieron la posibilidad de reencontrarse con sus raíces y celebrar lejos de su país la fiesta más importante de esta cultura milenaria.

La noche comenzó con una demostración de taiji (taichi) a cargo del Centro Cultural Chino de Viña del Mar, quienes cautivaron a los asistentes con técnicas de taiji, kungfu y chi kung del prestigioso Templo de Wudang, utilizando abanico y espada, por mencionar algunos elementos.

La celebración continuó con las Danzas del Dragón y el León, a cargo de la Agrupación Arte Oriente de Olmué. Estas danzas, propias del folclor del pueblo chino y cuyo origen se encuentra en el wushu –arte marcial chino-, constituyen una importante parte de la celebración de esta fiesta, ya que de acuerdo a la tradición el dragón representa el poder del emperador y el número 8, número de la suerte dentro de la cultura china; mientras que los leones aseguran buenos augurios y fortuna, además de espantar los malos espíritus en el nuevo año lunar que comienza. La creencia popular señala que el león verde representa el mundo agrícola, el rojo al poder, el púrpura la sabiduría y el amarillo la fortuna. En la presentación realizada en la Quinta Vergara, a esta danza tradicional se sumaron aspectos más modernos, propios de su aspecto más deportivo, como por ejemplo acrobacias en pilares.

Entre los asistentes destacó la presencia del embajador de la República Popular China, Xu Bu, la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato; la consejera cultural de la Embajada de China, Yang Chanqing;  el director del Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina (CRICAL), Roberto Lafontaine, el rector de la Universidad Santo Tomás Viña del Mar, José Weinborn y las directoras del IC UST, Wang Meng y Lilian Espinoza.

Cultura china para todos

De esta forma se puso término a una semana de actividades con la que se dio la bienvenida al año del cerdo de tierra, y que comenzó con llamativos pasacalles de las Danzas del León y el Dragón que por varios días recorrieron las principales calles de la ciudad, encantando a los transeúntes, quienes felices y sorprendidos se fotografiaban con los coloridos leones. Se estima que durante la semana de celebraciones más de 30 mil personas pudieron acercarse a la cultura china.

Previo a la clausura de esta celebración, también se realizó una Feria Cultural China en el ingreso principal de la Quinta Vergara, donde toda la familia pudo conocer el origen y principales costumbres de esta celebración, junto con practicar algunas de las milenarias técnicas como el papel picado, la caligrafía y la pintura. Además, los asistentes pudieron llevarse su nombre escrito en chino, fotografiarse con trajes típicos y los niños pudieron disfrutar con pinta caritas con las tradicionales máscaras de la ópera de Beijing.

Más información sobre las noticias del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás en el siguiente enlace http://www.confucioust.cl/novedades/noticias/